Trabajar desde casa esporádicamente puede presentar muchas ventajas, como ahorrar tiempo y dinero en transporte, compartir más tiempo con la familia o trabajar junto a tu mascota. Sin embargo, no es fácil balancear la vida personal y profesional durante un tiempo prolongado de teletrabajo si antes no era una práctica frecuente. 

El trabajo remoto requiere de la adopción de ciertos hábitos para que sea realmente funcional y lo más cercano y similar posible a la rutina laboral en una oficina. A continuación, te compartimos algunos consejos para que puedas conjugar ambos aspectos de la mejor manera:

Establecer horarios claros

Si estás trabajando desde tu casa, es fundamental que le aclares al resto de tu equipo en qué horarios vas a estar disponible para responder mails, atender llamadas o participar de reuniones remotas. 

De esta manera, podrás comunicar con anticipación cuándo vas a estar trabajando y cuándo no. Si bien los límites entre la vida personal y laboral son difusos al estar en cuarentena, es importante intentar marcarlos y respetarlos para no estar online durante todo el día. 

Hacer pausas durante el día

Es recomendable hacer pausas durante el día laboral para descansar la vista, mejorar la postura, hidratarte y no saturarte por el trabajo y otras obligaciones personales. 

Podés frenar cada cierta cantidad de tiempo para caminar por tu casa, tomar algo, hacer alguna tarea del hogar, leer por algunos minutos o hacer ejercicios de estiramiento. Además, intentá desconectarte de los dispositivos electrónicos durante el horario de desayuno, almuerzo y merienda.

Suscribite a nuestro newsletter

Trabajar en un ambiente tranquilo

Al trabajar desde casa, probablemente tengas muchas distracciones a tu alrededor: televisión, celular, familia o personas con las que convivís y tareas del hogar por hacer, por ejemplo. 

Es por esta razón que tenés que encontrar la manera de trabajar en un ambiente lo más tranquilo posible. Es ideal contar con un espacio personal, pero, en caso de no disponer con uno, podés acordar en qué momentos del día necesitás concentrarte al máximo y no recibir interrupciones.

Mantener los momentos de ocio

Si bien actualmente no podemos salir los fines de semana o después del horario laboral, es importante no dejar de realizar actividades para despejarse del trabajo. Podés tomarte un rato al día para leer, hacer un curso online, ver una serie o película, jugar a juegos de mesa o tener videollamadas con amigos y familiares. 

Mantener estos momentos de ocio te permitirá descansar de tus obligaciones laborales y poder retomarlas al inicio de la semana sin saturarte por trabajar de más. Otro tip: intentá no usar el celular o computadora durante el fin de semana, ¡es necesario desconectarse en algún momento!

 

Si estás trabajando desde casa, leé cuáles son las mejores herramientas y apps para organizarte con tu equipo.

Compartir

Dejá una respuesta