¿Escuchaste hablar alguna vez de storytelling? Es una forma de transmitir historias de una manera más creativa, eficiente, atractiva y convincente. Esta práctica es habitual al momento de generar contenido para redes sociales, pitchs comerciales, publicidades y propuestas de marketing, por ejemplo. ¡Y también podés aplicarla al momento de tener una entrevista laboral!

Para conseguir el trabajo que querés, es clave que sepas cómo contar tus experiencias profesionales y tus conocimientos de manera tal que puedas atrapar a los reclutadores y mostrarte como el candidato ideal. Por eso, en esta nota te contamos cómo podés aplicar storytelling en tus entrevistas para conseguir ese puesto que buscás. ¡Poné en práctica estos consejos!

Identificá y ordená lo que querés contar

Cuando el equipo de Recursos Humanos debe realizar varias entrevistas en un día, estas suelen tener una duración acotada. Por eso, es muy importante que identifiques todos aquellos aspectos que querés mencionar y priorices la cantidad de información que les vas a compartir a los reclutadores. 

Es clave que destaques en primer lugar las experiencias laborales y la formación relacionada con el puesto. Además, podés hablar sobre tus intereses y sobre voluntariados o actividades sociales que hayas realizado para que puedan conocer más sobre tu perfil personal-profesional.

Desarrollá historias interesantes

No es necesario que apliques storytelling a lo largo de toda la entrevista: podés hacerlo para responder alguna de las preguntas de los reclutadores. Por ejemplo, si quieren saber acerca de alguna situación desafiante en un trabajo anterior, ¡podés contarlo como una historia con inicio, nudo y desenlace!

Es clave que desarrolles relatos que atrapen a los reclutadores y mantengas su atención. Para eso, podés contextualizar las situaciones, incluir otros personajes que hayan participado y sumarcifras para darle mayor solidez y confianza a tu relato. 

Suscribite a nuestro newsletter

Puntos a tener en cuenta al contar una historia

Si nunca pusiste en práctica el storytelling, ¡podés aprender a hacerlo! Para organizar tu relato, podés usar de referencia el clásico formato inicio, nudo y desenlace. Te compartimos algunos puntos que necesitás tener en cuenta al momento de contar una historia:

  • Desarrollar un contexto: para que los reclutadores puedan comprender tu relato, es muy importante que les des un contexto. Podés mencionar en qué lugar se desarrolló el hecho, en qué momento, quiénes participaban, cuál fue el disparador y cómo terminó la situación.
  • Mantener la coherencia y honestidad en todo momento: el objetivo de incorporar el storytelling en tu entrevista es el de contar una historia real de una manera más interesante, ¡pero recordá que debés ser fiel a los hechos! Siempre que sea posible, podés incluir cifras y datos que corroboren lo que estás contando. 
  • Andá al grano: respondé aquello que el reclutador te preguntó. Recordá que la entrevista tiene una duración estimada y es importante que puedas transmitir todo tu potencial en ese escaso tiempo. Mientras más conciso y claro sea tu relato, ¡mejor!
  • No acapares todo el protagonismo: posiblemente menciones situaciones en las que participan otras personas, ¡es importante que las incluyas en tu historia! De esta forma, los reclutadores van a poder conocer cómo trabajás en equipo y de qué manera te relacionás con tus compañeros y jefes.
  • Retoma la pregunta que te hicieron al final de tu relato: esta es una buena manera de cerrar tu historia y demostrar porqué era relevante para la entrevista.

Te compartimos algunas notas de nuestro sitio para que te puedas preparar para tu próxima entrevista laboral:

Compartir

Dejá una respuesta