5 actitudes a evitar la primera semana de trabajo

5 actitudes a evitar la primera semana de trabajo

Al empezar un trabajo nuevo, hay una serie de cuestiones que se deben cuidar. La primera impresión es muy importante y puede definir el futuro laboral de una persona, como la traten y la vean sus compañeros y superiores. La oficina puede ser un lugar donde se conozcan muchas personas, incluso, se generen lazos de amistad, pero es primordial que sea un lugar donde haya un buen ambiente laboral y el trato sea amable.

 

Leé los siguientes 5 consejos para saber cuáles son las actitudes que tenés que evitar la primera semana de trabajo:

1. Hablar mucho y no escuchar al otro: cuando se empieza un trabajo nuevo es importante ser cauto y no hablar demasiado. Escuchar aquello que los otros te explican o te cuentan y no hablar excesivamente de uno, puede ser molesto y desfavorable para la opinión que se formen de tu persona. 

2. Vestirse de forma inapropiada: todas las oficinas tienen un dresscode, aquel código de vestimenta por el que la mayoría de las personas se rigen y es conveniente ceñirse a él. No vestirse demasiado informal, ni tampoco arreglarse de forma exagerada. También, es esencial mantener la higiene, estar bien peinado y con la ropa limpia y planchada.

3. Ser maleducado: los modales dicen mucho de una persona y si no demuestra tenerlos eso generará una imagen negativa en sus compañeros. Hablar moderadamente y sin insultos, no elevar la voz y no hacer ruidos molestos con objetos o aparatos electrónicos, son algunos de las buenas conductas que se deben tener en una oficina.

4.Ser impuntual: depende del ámbito donde la persona se desarrolle los horarios pueden ser más o menos flexibles, pero siempre es importante cumplir con estos. Prevenir cuánto se va a tardar en el viaje en auto o colectivo, si va a haber cortes de tránsito o no ese día y levantarse con suficiente tiempo para salir en horario son ciertos recaudos necesarios para implementar y llegar con puntualidad a la oficina. Si se tienen reuniones siempre es mejor llegar 5 minutos antes para acomodar correctamente los materiales que se vayan a usar y no demorar la presentación.

5. Quejarse: si la primera semana ya se empieza con quejas y reclamos con los compañeros, será muy difícil progresar en el ámbito laboral. Si existe algo que molesta profundamente siempre se puede hablar con el superior a cargo, pero es importante evitar este tipo de reclamos y tratar de solucionar el problema que aqueja, no comentar esta situación con toda la oficina. Es poco profesional e innecesario.

 

 

Poné en práctica estos consejos y postulate en Bumeran a ese trabajo que tanto estás buscando. Tenés miles de avisos y estas a un click de conseguir ese puesto que querés.

 

Imagen: Kues para Freepik.

Por: Lucía Benavente.