Licencias por paternidad, ¿son dos días suficientes?

Licencias por paternidad, ¿son dos días suficientes?

En Argentina, el artículo 158 de la Ley de Contrato de Trabajo, número 20.744, establece tan sólo dos días de licencia por paternidad. Se trata de una legislación promulgada en 1974, es decir, 45 años atrás. El mercado de trabajo, la inserción laboral femenina, la conformación familiar y las cuestiones de paternidad y cuidado de los niños han cambiado de forma exponencial a través del tiempo, por lo que resulta conveniente cuestionarla. En el día del Padre, desde #LaburoyConfusión, te explicamos la situación actual de la licencia por paternidad en el país:

En Argentina, la Ley de Contrato de Trabajo permite que el trabajador se tome más días de licencia por matrimonio, 10 días corridos, que por paternidad. Incluso, la licencia especial para rendir un examen es la misma que puede tomar una persona al ser padre: dos días corridos. Ampliamente superior es la licencia por maternidad, la madre puede tomarse 90 días.  Los dos días consecutivos que puede tomarse el padre por paternidad son pagos por el empleador. 

Si se compara con otros países de la región, Argentina tiene una de las licencias por paternidad más cortas. De acuerdo al estudio “Maternidad y paternidad en el trabajo” de la Organización de Trabajo Internacional, Argentina se encuentra dentro del 21% de los países que proveen menos de una semana de licencia, junto con Kazakhstan, Marruecos, Tanzania y Grecia. Las duraciones de las licencias por paternidad en el mundo varían desde 1 día en Túnez a 90 días en Islandia, Eslovenia y Finlandia. Sin embargo, en el 53% del total de los países analizados la licencia reglamentada por paternidad no se provee.

Según un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), 41% de los varones del país son padres y la mayoría tienen entre 35 y 59 años. La mayor parte de los padres se encuentran empleados o jubilados, representan un 92,5%, aquellos que están desocupados un 4% y tan sólo el 2,7% se encuentra inactivo. En Argentina solo la mitad de las personas que son padres tienen acceso a alguna licencia, porque la otra mitad que es monotributista, autónomo o trabajador informal no tiene acceso a ningún tipo de licencia”, explica Gala Díaz Langou, directora de Protección Social de CIPPEC. 

En marzo del año pasado, el presidente Mauricio Macri, en el discurso de apertura de sesiones extraordinarias en el Congreso, anunció un proyecto de ley para extender a 15 días la licencia por paternidad. “En un mundo de iguales, tampoco hay razón para que los padres compartamos tan solo 2 días en el momento del nacimiento de nuestros hijos”, dijo.

En la actualidad,”hay más de 72 proyectos de ley  presentados que tienen estado parlamentario y que tratan de alguna forma de modificar el régimen actual de licencias“, dice Díaz Langou. Contemplan los distintos tipos de licencias, cantidad de días y los casos de paternidad de hijos adoptados o discapacitados.  Ya ha pasado más de un año desde que Macri anunció este proyecto, pero aún no se ha tratado en el Congreso esta cuestión.

En cuanto a las licencias por paternidad en el país, once provincias otorgan hasta 5 días de licencia, en Córdoba y Santa Fe los padres pueden tomarse 8 días y 10 días en La Pampa y Neuquén. En Chaco, Río Negro, Tucumán y Santa Cruz los padres pueden tomarse 15 días corridos y en Salta y San Luis tienen la posibilidad de tener una licencia de 20 días.

Es importante destacar el caso ejemplar de Tierra del Fuego. De acuerdo al informe “Más días para cuidar: Una propuesta para modificar el régimen de licencias desde la equidad” de CIPPEC, en la provincia sureña la licencia por maternidad es de 30 días y la de paternidad de 15, pero se trata de una jurisdicción que contempla la creación de una licencia parental de 180 días que puede ser repartida entre ambos padres según lo deseen, al igual que sucede en países como Noruega y Alemania.

La revista científica The Lancet afirma que los primeros mil días de vida son cruciales para el desarrollo humano y que la crianza y el cuidado cariñoso y sensible son necesarios para que el niño se desarrolle física, mental y socialmente. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud recomienda que ambos progenitores dispongan de 6 meses, el mínimo aconsejable para la lactancia materna exclusiva.

Para Gala Díaz Langou, son tres los principales problemas del régimen actual de licencias y se basan en que “en todos los casos, las licencias por paternidad son más cortas que las licencias por maternidad“. El primero tiene que ver con las elecciones familiares: “Las familias argentinas cuando tienen un hijo en cualquier conformación familiar, en muchos casos, tienen que elegir si sacrifican ingresos o sacrifican cuidados“, afirma Díaz Langou. Otra cuestión, es la relativa a la inserción en el mercado laboral según el género: “Las brechas de género que hay en esas licencias definen una división de roles sexuales ligados al género que marcan después trayectorias vitales y laborales. A la madre se le dice ‘vos cuidá a tu bebé’ y al padre ‘vos cuidá tu trabajo“. El tercer problema que no se tiene en cuenta son los diversos formatos de familia, “el régimen de licencias está pensado en un formato de familia nuclear heteronormativa cis que no se adapta a la normativa actual” .

La actualización de la ley y la posibilidad de una licencia parental que pueda ser distribuida entre los padres, permitiría importantes avances en la sociedad. Hoy, la ley de Contrato de Trabajo respecto a las licencias no permite la adaptación a distintos formatos de familia, monoparentales, monomarentales, homoparentales, con hijos biológicos o adoptivos. Además, amplía la brecha salarial de género ya que afecta de forma directa a la participación de las mujeres en el trabajo. No contempla principios de universalidad, equidad y crianza compartida. Y, fundamentalmente, se desprecia la importancia del vínculo paterno-filial en el desarrollo de los niños.

 

Si te interesa entender mejor cuestiones del mundo laboral, seguí leyendo nuestra sección #LaburoyConfusión. Además, si estás buscando trabajo postulate en Bumeran. Tenés miles de avisos y estás a un click de conseguir ese puesto que querés.

Crédito foto principal: Rawpixel.com para Freepik.

Por: Lucía Benavente.