¿Alguna vez te preguntaste qué es la marca empleadora? También llamada por su nombre en inglés employer branding, hace referencia a todos aquellos aspectos que construyen la imagen de una organización en cuanto a su cultura de trabajo, condiciones laborales y otros aspectos que pudieran ser atractivos a la hora de elegir trabajar ahí.

No hay que olvidar que ahora no solo las compañías evalúan a sus candidatos, sino que estos también se informan sobre cuáles son las mejores organizaciones para trabajar según su cultura, posibilidades de crecimiento, miembros y beneficios, entre otros aspectos.

A continuación, te contamos cómo podés construir la imagen de marca empleadora, incluso durante la cuarentena, y algunas de las razones por las que es importante no dejar de hacerlo.

Fomentar el crecimiento y desarrollo de los colaboradores 

La mayoría de las personas que entran a una organización tienen como objetivo poder crecer y desarrollarse profesionalmente dentro de la misma. Brindar cursos y capacitaciones para los diferentes equipos no solo los prepara para nuevos desafíos y tecnologías, sino que también aumenta notablemente su motivación laboral.

Es fundamental que las empresas destinen tiempo y recursos en la organización de diferentes workshops, charlas y eventos que contribuyan a potenciar las capacidades de los colaboradores. 

Actualmente, existen múltiples plataformas de e-learning que permiten realizar cursos a partir de material audiovisual y ejercicios online. Al ser contenido on-demand, las personas podrán estudiar y practicar en los momentos que prefieran y que más se acomoden al resto de sus actividades.

Aumentar el sentimiento de pertenencia  

Está comprobado que aquellos colaboradores que trabajan con ciertos beneficios y comodidades laborales tienen un mayor nivel de productividad y organización por sentirse a gusto. La construcción de la imagen de marca empleadora permite que se “pongan la camiseta” de la organización por decisión propia y sientan orgullo y satisfacción por trabajar allí. 

Este sentimiento de pertenencia contribuye poderosamente a lograr la retención del mejor talento y, así, disminuir la rotación y los costos que afectan a los diferentes equipos de trabajo dentro de una empresa. 

Suscribite a nuestro newsletter

Construir una comunidad

Compartir en redes sociales cómo es el equipo de trabajo de la organización permite que otras personas estén al tanto de las últimas novedades, se sientan identificadas y quieran formar parte de la empresa. 

Además, al construir una comunidad, los posibles candidatos ya sabrán qué esperar de una entrevista y de la cultura de trabajo de la compañía. 

Algunas razones para construir la imagen de marca empleadora:

  • Mejora la imagen de la organización  

Una imagen de marca empleadora sólida también fortalece la imagen general de la empresa. Mostrar cómo es la organización y cultura de trabajo dentro de una organización es un aspecto positivo no solo para los colaboradores y los futuros candidatos, sino también para clientes, inversores, socios o proveedores. 

Es por esto que los equipos de Marketing y Recursos Humanos de una compañía deben trabajar juntos en el diseño y ejecución de la estrategia de la marca empleadora para lograr la mejor reputación posible de la empresa. 

Humanizar y acercar el equipo de trabajo al público a través de las redes sociales tiene como resultado un notable aumento de la confianza en la compañía.  

  • Facilita el proceso de selección

Consolidar la imagen de marca empleadora lleva a que sean las personas las que se interesen por trabajar en la empresa y aplicar a las nuevas búsquedas laborales. Esto facilita notablemente el proceso de selección de nuevos colaboradores, además de reducir los costos.

 

Compartir

Dejá una respuesta