El proceso de inducción, también conocido como onboarding, es clave en la incorporación de nuevos empleados, ya que es el momento en el que se le da la bienvenida a la persona y se la integra al equipo de trabajo. ¡Es la primera impresión que los colaboradores tendrán de la organización!

Además, esta instancia tiene como objetivo transmitir la cultura y valores de la empresa, dar a conocer las responsabilidades y las funciones del puesto a ocupar, comunicar las políticas internas y presentar al equipo de trabajo. 

Actualmente, el onboarding dentro de las organizaciones se desarrolla, en su amplia mayoría, de manera remota. ¡Te compartimos 3 claves para optimizar tu proceso de inducción digital!

Presentar al equipo por videollamada

Como los encuentros presenciales continúan postergados, las organizaciones decidieron digitalizar sus procesos de inducción y modificar las dinámicas de las etapas y las actividades que forman parte de cada onboarding.

En cuanto a las presentaciones de equipos, estas se llevan adelante a través de videollamadas. Es recomendable crear una minuta de la reunión para no olvidar hablar sobre puntos importantes. Algunas empresas optan por enviar desayunos a sus colaboradores para poder compartir el momento de manera virtual y comenzar la inducción con una primera buena impresión

Brindar una guía de recursos

Comenzar un nuevo trabajo puede llegar a ser abrumador: nuevos compañeros, líderes, tareas y responsabilidades, entre otros factores. Por eso, una buena práctica al momento de digitalizar el proceso de inducción es brindarles a los nuevos empleados una guía con los recursos necesarios para desempeñarse en su posición. 

¿Qué puede incluir la guía?

  • Organigrama de la empresa para entender los roles de todos los miembros del equipo. 
  • Plataformas que se utilizan en la rutina diaria y finalidades de cada una (Slack para mensajes instantáneos y mail para comunicación con clientes, por ejemplo).
  • Usuarios y contraseñas de plataformas que vaya a usar. 
  • Políticas internas de la organización y manual de marca.
  • Medios de contacto de personas del equipo para resolver diferentes necesidades.

Seguir de cerca el aprendizaje

Probablemente un nuevo colaborador deba adquirir nuevos conocimientos para desempeñarse en su puesto eficientemente. Para optimizar este proceso de aprendizaje es recomendable que las organizaciones brinden capacitaciones y recursos, como videos tutoriales, podcasts educativos y webinars.

Es fundamental acompañar en este momento y seguir de cerca cómo lo transita el nuevo empleado. Para esto, los equipos pueden designar personas que cumplan el rol de mentor y programen reuniones periódicas para consultar qué desafíos se presentaron. En definitiva, es importante buscar que la experiencia sea positiva y memorable.

Suscribite a nuestro newsletter


Algunos consejos extra:

  • Brindar a los nuevos empleados las herramientas de trabajo

Para generar una gran impresión y experiencia de onboarding, muchas organizaciones han decidido enviar a sus nuevos colaboradores las herramientas necesarias para que puedan trabajar con comodidad. Algunos de los elementos que suelen enviar son computadoras, auriculares con micrófono incorporado, sillas de escritorio, agendas y snacks, por ejemplo. 

De esta forma, las personas construyen un sentimiento de pertenencia desde el primer momento, ¡incluso a la distancia!

  • Organizar actividades de team bonding

Si bien es difícil llegar a conocer completamente a los nuevos empleados de forma 100% online, las actividades de team bondingreferido a realizar actividades lúdicas en equipo – permiten que estos se sientan incluidos en su nuevo equipo y puedan construir una relación. ¿Qué podés organizar? Desayunos o meriendas virtuales, afters con videojuegos, eventos con diferentes temáticas. ¡Existen miles de opciones!

 

Compartir

Dejá una respuesta