¿Qué pasaría si el desperdicio y la contaminación no existieran?

¿Qué pasaría si pudiéramos desarrollar un modelo económico que reutilice eficientemente los recursos en lugar de solo utilizarlos y luego desecharlos?

¿Qué pasaría si pudiéramos ir más allá de solo proteger el medio ambiente y realmente mejorarlo?

Estos son solamente algunos de los principios de la economía circular, el modelo que surge como alternativa de desarrollo en un momento en el que el sistema vigente, la economía lineal, sobrepasó sus límites y es incompatible con el funcionamiento natural del planeta. 

A continuación vamos a profundizar en qué es la economía circular y cómo puede aplicarse a las empresas. ¡Seguí leyendo! 

La economía circular

La economía circular es una estrategia basada en la sostenibilidad que entrelaza los aspectos económicos, sociales y ambientales de la vida en la actualidad. 

Implica una aproximación sistémica al desarrollo económico con la intención de separar el crecimiento global del consumo de recursos no renovables

El objetivo de este modelo económico es garantizar que los productos, materiales y recursos se mantengan dentro del ciclo de la economía durante el mayor tiempo posible y reducir al mínimo la generación de residuos

Características de la economía circular

El correcto funcionamiento de la economía circular depende de la siguiente serie de principios: 

  • El residuo se convierte en recurso: los materiales biodegradables no generan residuos y los no biodegradables se reutilizan.
  • Economía de la funcionalidad: proponer un sistema de alquiler de bienes para que los productos vuelvan a las empresas para reutilizar las partes útiles. 
  • Energía de fuentes renovables: sustituir los combustibles fósiles usados en la fabricación de productos por fuentes de energía renovables. 
  • La eco-concepción: considerar el impacto ambiental de la producción desde el principio de la fabricación. 
  • La ecología industrial y territorial: concebir el sistema industrial como un ecosistema, los desechos de una industria sirven como materia prima para otra.
  • El segundo uso: alargar la vida útil de los productos, reincorporarlos al circuito económico con otro propósito.
  • La reutilización: reutilizar residuos o sus partes para elaborar nuevos productos.
  • La reparación: reducir el desperdicio reparando los productos para darles una segunda vida. 
  • El reciclaje: aprovechar los materiales que antes se consideraban residuos. 
  • La valorización: emplear energéticamente los residuos que no se pueden reciclar

Suscribite a nuestro newsletter

Beneficios para las empresas

A comparación de la economía lineal, que se basa en producir, consumir y tirar, la economía circular se basa en la reducción, reutilización y reciclaje. Está diseñada para beneficiar tanto a las empresas, los consumidores y el ambiente. 

Las empresas que incorporan la economía circular como estrategia y política empresarial,  logran reducir los costos de producción, al mismo tiempo que obtienen la ventaja competitiva de disminuir el precio de venta al público

Algunos otros beneficios de implementar y fomentar la economía circular son: 

  • Reducir los costos de materia prima al reutilizar componentes, lo que hace que la fabricación del producto final sea más económica. 
  • Aumentar la productividad al hacer más eficientes todos los procesos, desde gestión hasta fabricación. 
  • Fortalecer la marca y mejorar su reputación al generar alianzas con proveedores locales y posicionarse favorablemente ante los consumidores. 
  • Generar nuevos empleos al fomentar la innovación y desarrollo tecnológico con el objetivo de fabricar productos, bienes y servicios sostenibles. 

 

Si querés aprender más sobre las empresas del futuro, te invitamos a leer nuestra nota El futuro del trabajo: ¿qué buscan las empresas hoy? 

Compartir

Dejá una respuesta