La Ley de Contrato de Trabajo de la Argentina establece una licencia remunerada de 90 días por maternidad. Sin embargo, hay muchas cuestiones que no están contempladas: ¿Qué sucede cuando se trata de un hogar monoparental? ¿Y en caso de tratarse de una adopción o subrogación de vientre?

Muchas empresas privadas comenzaron a incorporar diferentes prácticas como beneficios para sus empleadas y como un plus al momento de abrir búsquedas laborales. En esta nota, te contamos todo lo que necesitás saber sobre la regulación de las licencias por maternidad en la Argentina. 

¿Cómo está la Argentina respecto a otros países de la región?

En Latinoamérica se mantiene un promedio de 12 semanas de licencia por maternidad: Perú cuenta con 90 días, Chile con 18 semanas, Panamá con 14 y México, Colombia y Uruguay también con licencias de 12 semanas. 

En la Argentina este período es de 90 días, es decir, casi 13 semanas. Sin embargo, cuenta con un importante diferencial, y es que la seguridad social (ANSES) es el ente que se encarga de abonar la licencia. En muchos otros países de América Latina, es el empleador quien debe afrontar el pago. 

Sofía Mon von Kotsch, especialista en Recursos Humanos, explica que en nuestro país existe la posibilidad de tener excedencia una vez cumplidos los 90 días de licencia por maternidad, “lo que acompaña favorablemente la crianza y la formación del vínculo”. Este plazo puede durar entre tres a seis meses. 

¿Qué otros aspectos deberían tomarse en cuenta?

Mon von Kotsch considera que es necesario revisar la duración de la licencia por paternidad, que actualmente es de solo dos días. Además, plantea la importancia de ampliar el alcance de este derecho laboral y contemplar diversas conformaciones familiares, así como maneras de concebir y/o adoptar un niño.

Por otro lado, la especialista en Recursos Humanos explica que también es fundamental que las empresas, tanto públicas como privadas, contemplen “la existencia de embarazos de riesgo o que requieran mayores cuidados que lo habitual” y extiendan los plazos de las licencias pagas en caso de ser necesario. 

Suscribite a nuestro newsletter

Algunas medidas tomadas por empresas privadas

Cada vez más organizaciones privadas comenzaron a incorporar dentro de sus beneficios laborales la opción de licencias extendidas, otorgándole un mes extra por maternidad a sus empleadas y hasta 15 días por paternidad a sus empleados. También, ofrecen la posibilidad de percibir el sueldo de manera habitual y trabajar en modalidad part-time durante los primeros meses.

Sofía Mon von Kotsch sostiene que las empresas privadas proporcionan estos beneficios como agregados de valor que hacen una diferencia, pero plantea que no sucede lo mismo en el sector público. Las instituciones públicas “requieren una actualización, ya que se apegan a la normativa legal mínima de actuación”, por el contrario, “las empresas privadas buscan generar esos esfuerzos para brindar un plus de satisfacción al trabajador”.

Por último, la experta en RRHH  afirma que una opción viable, tanto para organismos privados como públicos, es establecer jornadas laborales reducidas y la posibilidad de hacer home office los primeros meses de maternidad. “Esto favorece el sentido de pertenencia, el cuidado de la empleada y genera plazos más razonables para la reincorporación, de una forma más paulatina”. Además, agrega que “luego de la pandemia, es una práctica que ha demostrado ampliamente su funcionamiento”.

 

Si querés saber más acerca de tus derechos laborales, podés consultar la Ley de Contrato de Trabajo. Además, te compartimos estas notas de nuestro sitio:

Compartir

Dejá una respuesta