Según un estudio de Universum Global, los millennials representan el 50% del total de los trabajadores. Y, de este grupo, 6 de cada 10 jóvenes priorizan un buen ambiente laboral sobre los salarios que las compañías les puedan ofrecer. 

Por eso, las empresas necesitan adaptarse a las demandas de los empleados y, así, garantizarles una mayor libertad y nuevas comodidades. 

Las medidas que favorecen la flexibilidad en el trabajo no solo representan una mejora en la imagen de marca empleadora de una organización, sino que también generan una mayor motivación y productividad de parte de los empleados. Esto significará una reducción de costos por rotación de personal o licencias y un incremento en las ganancias por el nivel de rendimiento. 

A continuación, les contamos qué políticas y herramientas han comenzado a implementar las empresas para garantizar cierto grado de flexibilidad en el trabajo. 

Beneficios dentro de las oficinas

Empresas como Google, Banco Galicia y MercadoLibre, entre otras, entendieron que para retener el talento joven, motivar a sus empleados y generar una gran imagen de marca empleadora era necesario ofrecer diferentes beneficios y comodidades dentro de sus oficinas. 

Para promover un estilo de vida saludable, estas compañías suelen disponer de bicicletas, descuentos en gimnasios, clases de yoga o actividades artísticas y snacks saludables. 

Los empleados también pueden llegar a encontrarse con cerveza tirada, mesas de ping-pong, juegos de mesa o consolas como la Xbox o Play Station para poder tener momentos de ocio y distensión dentro del horario laboral. 

Crear un ambiente de trabajo amigable

Si bien los beneficios mencionados anteriormente pueden sonar muy tentadores, algunas veces no son suficientes para satisfacer a los empleados y evitar una alta rotación de personal. Por eso, las organizaciones empezaron a preocuparse por generar un buen entorno laboral. 

Por un lado, las instalaciones son un punto muy importante: los escritorios fijos o boxes dejaron de ser la norma para darle lugar a los espacios comunes con sillones, pufs y mesas para compartir, además de las salas de concentración, ocio o lectura. 

Las empresas también están permitiendo que las personas tengan la posibilidad de llevar a sus mascotas a la oficina y de trabajar en esquemas más horizontales.

Motivación por los horarios flexibles

Si bien los horarios flexibles aún no son una política demasiado difundida en las compañías, son una buena política que le permite a sus empleados combinar sus responsabilidades personales con las profesionales sin inconvenientes. 

Trabajar sin un horario fijo de entrada o de salida ofrece la posibilidad de atender obligaciones familiares, de salud o educativas, sin descuidar los plazos de entrega o tareas en el trabajo. 

Igualmente, para que sea posible trabajar bajo esta modalidad en grandes equipos, es fundamental que los empleados sean organizados y responsables.

Ofrecer la posibilidad del trabajo remoto

¿Alguna vez necesitaste o quisiste trabajar desde tu casa? Algunas empresas empezaron a ofrecer a sus empleados la opción de hacer home office o trabajo remoto porque vieron que esto aumentaba su productividad y motivación, además de disminuir costos en la oficina (consumo de bebidas, recursos como agua o luz, desgaste de equipos).

Con las múltiples herramientas digitales de comunicación es posible tener reuniones y videollamadas a la distancia. Esto permite que los equipos de trabajo puedan seguir conectados y al tanto de los cambios y evoluciones de las diferentes tareas de un proyecto.

Trabajar remotamente es una opción para muchos profesionales como desarrolladores web, programadores, diseñadores, redactores, especialistas en marketing digital, periodistas y editores, entre otros. 

Suscribite a nuestro newsletter

Todas estas medidas tienen como objetivo lograr un ambiente laboral más flexible, relajado y moderno que fomente el intercambio entre los empleados y una mayor organización, productividad y motivación. Además,  pone un freno a la rutina y genera una notable mejora en las relaciones interpersonales dentro de una organización. 

¿Lo considerás un desafío?

Compartir

Dejá una respuesta