En enero de este año, China notificó casos confirmados de infección por coronavirus (COVID-19). Semanas más tarde, el virus se expandió a otros países del mundo. La tasa de mortalidad es baja y está concentrada en los grupos con factores de riesgo (mayores de 60 años, personas inmunosuprimidas o con enfermedades respiratorias previas).

En las últimas semanas, algunas empresas como Armani, Facebook, Apple y Twitter les han pedido a sus empleados que trabajen desde sus casas para evitar futuros contagios del virus. Y los gobiernos de China e Italia han implementado la cuarentena en las ciudades más afectadas.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una serie de 10 medidas preventivas que incluye desde lavarse constantemente las manos hasta evitar áreas muy concurridas, entre otras. 

Como no todos los trabajadores tienen la posibilidad de hacer home office, te compartimos algunos consejos para tener en cuenta durante tu semana laboral. 

  • Reducir el uso de transporte público 

Los medios de transporte público como el colectivo, tren o subte se caracterizan por ser entornos en los que la propagación de enfermedades es moneda corriente. Por eso, te recomendamos reducir su uso -siempre que tengas esa opción- y empezar a hacer el trayecto hacia tu trabajo a pie o en bicicleta. 

  • Limitar las reuniones grupales

Tanto la OMS como la mayoría de los gobiernos recomiendan evitar las conglomeraciones de personas. Dentro del entorno laboral es importante evitar, o al menos limitar, las reuniones grupales durante la semana. Estas se pueden reemplazar por videollamadas, canales de comunicación en Slack o vía mail. 

  • Desinfectar el espacio de trabajo

Una buena práctica para evitar los contagios es desinfectar tu equipo de trabajo apenas llegás a la oficina. ¿Qué implica esto? Limpiar tu computadora, teclado, mouse y escritorio con algún producto de limpieza que contenga alcohol. También, es muy importante airear los espacios y permitir el ingreso de luz natural.

  • No compartir comida, bebida o elementos personales

Para reducir las probabilidades de contagio es importante dejar de lado, al menos por unas semanas, el mate en la oficina. Tampoco se recomienda compartir vasos, tazas, platos, cubiertos, botellas o toallas con otras personas. 

  • Evitar el contacto físico

Te recomendamos dejar de saludar a tus compañeros de trabajo con un beso, abrazo o con la mano y hacerlo con cierta distancia. ¡Menos contacto físico entre las personas implica menos posibilidades de contagio!

  • Limpieza y cuidados

Si bien es redundante aclarar lo necesario que resulta lavarse las manos con frecuencia, esto también aplica para los cuidados que hay que tener en el trabajo. No tenés que olvidar que al toser o estornudar debés cubrirte la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo descartable, usar alcohol en gel y mantener al menos un metro de distancia de personas que tosan, estornuden o tengan fiebre.  

Suscribite a nuestro newsletter

  • Ante la duda, hacer home office

Es muy importante ser responsables: en caso de que tengas alguno de los síntomas, o hayas estado en contacto con una persona contagiada, evitá ir a la oficina para frenar la propagación del virus. Podés trabajar remotamente, ¡la tecnología nos dio muchas herramientas de comunicación y organización digital!

 

Recordá que los síntomas de este virus son: fiebre, dolor de garganta, tos, mucosidad, dificultad para respirar y falta de aliento y que, en caso de manifestarlos, debés consultar con un médico y tomar las medidas necesarias para evitar contagiar a otras personas. 

 

Compartir

Dejá una respuesta