Muchas empresas que antes no contaban con la práctica del home office comenzaron a implementarla en sus equipos tras la pandemia por COVID-19. Por esta razón, desde Bumeran lanzamos una encuesta, en la que participaron más de 1800 personas, para conocer la realidad de los trabajadores y trabajadoras de la Argentina durante la cuarentena.

Del total de encuestados, el 78% opina que el trabajo remoto pasará a ser una modalidad habitual de trabajo dentro de las empresas. Por otro lado, el 87% cree que en un futuro existirán nuevas disposiciones para trabajar desde nuestras casas, tales como: proveer el equipamiento necesario (silla ergonómica, soporte para computadora, cámara web, micrófono y auriculares, por ejemplo), asesorar en buenos hábitos para el teletrabajo y la digitalización de documentos. 

En cuanto al nivel de productividad, el 67% indicó que cree ser más productivo al trabajar desde sus casas. El 51% ya tenía en cuenta esta posibilidad de trabajo al momento de aplicar a una búsqueda y el 38% comenzará a considerarla a partir de ahora.  

También, les preguntamos qué es lo que más valoran del home office y las principales respuestas fueron: las horas que ahorran al no tener que viajar hacia el trabajo, compartir más tiempo con la familia, pasar más tiempo en sus casas y poder hacer otras actividades y, por último, la posibilidad de concentrarse más que al trabajar en la oficina. 

Sin embargo, el 79% de las personas extraña a sus compañeros de trabajo y los beneficios del trabajo en equipo, como el intercambio continuo y la propuesta de ideas. 

 

Suscribite a nuestro newsletter

 

 

Compartir

Dejá una respuesta