En diciembre los trabajadores cobran la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario (SAC), también conocido como aguinaldo. La primera cuota se abona en junio, tal como especifica la Ley 27.073, y el monto de cada una corresponde al 50% del mayor sueldo, teniendo en cuenta de esta forma posibles aumentos, ajustes inflacionarios o bonos recibidos por el empleado.

¿Cómo podés calcular tu aguinaldo?

Para saber de cuánto será tu aguinaldo de fin de año, podés tomar tu mes de mayor remuneración y dividirlo a la mitad. Por ejemplo: si tu sueldo de julio fue de $35.000, en agosto $34.500, en septiembre $36.000, en octubre $35.500, en noviembre  $37.500 y en diciembre  $37.000, el monto que se tomará para la segunda cuota del SAC será el de noviembre. Entonces, tu aguinaldo será de $18.750. 

En el caso de no haber trabajado todos los días del último semestre del año, se te pagará el proporcional por los meses trabajados.

Suscribite a nuestro newsletter

¿Cuándo debés cobrarlo?

De acuerdo a la Ley de Contrato de Trabajo, la fecha de vencimiento del pago de la primera cuota del aguinaldo es el 30 de junio y, para la segunda, la fecha límite es el 18 de diciembre. Dicha ley prevé una tolerancia de hasta cuatro días hábiles de demora.

Sin embargo, las medianas y pequeñas empresas pueden realizar hasta tres pagos al año, según detalla el artículo 91 de la Ley 24.467, siempre que los convenios colectivos de trabajo dispongan “del fraccionamiento de los períodos de pago del SAC”.

¿Qué pasa si renunciás antes de fin de año?

¿Sabías que si renunciás durante el segundo semestre igualmente te corresponde cobrar el aguinaldo de fin de año? De acuerdo a la Ley de Contrato de Trabajo, cuando se extingue la relación laboral, sin importar el motivo, el trabajador o trabajadora tiene derecho a recibir el proporcional del Sueldo Anual Complementario por la cantidad de días trabajados durante dicho período de tiempo. 

Compartir

Dejá una respuesta