Dentro de los equipos de Recursos Humanos se encuentran los reclutadores, ellos se encargan de seleccionar y entrevistar a los candidatos para cubrir los puestos vacantes de una organización. Les contamos cuáles son algunos de sus errores más comunes:

1- No interesarse por el candidato

Así como el candidato necesita conseguir un trabajo o cambiar el suyo por otro más cercano a sus objetivos profesionales, la empresa debe cubrir un puesto, por lo que ambas partes necesitan algo de la otra. Un gran error de los reclutadores es no preocuparse en conocer a los candidatos. 

Es importante que lean detenidamente cada currículum, que se dirijan a las personas correctamente (¡sin confundir sus nombres!) y que sepan – o al menos pregunten – qué estudiaron y en qué se especializaron y cuáles son sus intereses y aspiraciones laborales. 

Así como los candidatos tienen que averiguar sobre la empresa a la que aplican, las organizaciones también deberían hacer lo mismo con las personas que aplican a sus posiciones disponibles.

2- Usar siempre el mismo formato de entrevista 

Cada posición laboral es diferente y las entrevistas deben adecuarse a las características y necesidades de cada una. Un error muy frecuente de los reclutadores es mantener siempre la misma estructura al entrevistar, sin importar para qué puesto sea. ¡No es lo mismo entrevistar a un contador que a un programador o a un project manager! 

Los conocimientos, habilidades y formas de trabajar de cada tipo de profesional son muy distintas, por lo que el proceso de selección debe adaptarse a estas diferencias para poder elegir al candidato ideal

Hay múltiples formatos de entrevistas (grupales, individuales, lúdicas, a distancia, presenciales), solo hay que tener en cuenta que tienen características y fines diferentes, por lo que es necesario elegir aquel que mejor se adapte al puesto del área tecnológica a cubrir. 

Suscribite a nuestro newsletter

3- No conocer las últimas herramientas o tecnologías

Otro error común de los reclutadores de tecnología es, justamente, ¡no saber de tecnología! Es muy difícil entrevistar a un candidato y reconocer que es el ideal para cubrir un puesto de trabajo si no se tiene algo de conocimiento sobre lo que se le debe preguntar. 

¿Cómo evitar caer en este error? Se puede solucionar con una capacitación al equipo de recursos humanos por parte de especialistas en diferentes áreas relacionadas a la tecnología. Otra opción, es incluir a una persona con el conocimiento técnico necesario durante la entrevista.

4- Brindar poca información sobre la posición

Los puestos de tecnología son de los más difíciles de cubrir, por lo tanto es importante que los reclutadores resalten los beneficios de trabajar en la empresa: horarios flexibles, home office, cobertura de salud, clases de idiomas, por ejemplo. 

Además, no deben guardarse información sobre las condiciones de contratación y las características del puesto. Por la alta demanda y competencia en el área de tecnología, no es recomendable que los reclutadores escatimen la información que le ofrecen al candidato, ya que, de esta forma, puede llegar a perder el interés. 

5- Ofrecer horarios de entrevista poco convenientes

Gran parte de los candidatos tiene obligaciones como estudios, actividades o una familia y pueden llegar a estar laboralmente activos al momento de aplicar a un puesto. Un error muy frecuente por parte de los reclutadores es ofrecer horarios de entrevista fijos que, muchas veces, son incómodos para los candidatos.

¿Cómo evitarlo? Preguntarle al candidato en qué horarios se encuentra disponible durante la semana y, en caso de que no pueda asistir, plantear la posibilidad de tener una primera entrevista por videollamada.

¿Querés saber qué priorizan los reclutadores? Enterate haciendo click acá

Compartir

Dejá una respuesta