Los 4 trabajos que no sabías que existían

Los 4 trabajos que no sabías que existían

El mundo del empleo es tan variado como curioso y los tipos de profesiones pueden llegar a sorprender a más de uno. Esta vez, en nuestra sección Curiosidades, te acercamos 4 trabajos que nunca antes habías escuchado:

.

Sommelier de alfajores

En Argentina existe un joven que se encarga de degustar alfajores: Facundo Calabró. Se ganó el mote de “catador de alfajores” y hoy trabaja en la búsqueda de un alfajor único, que se desvíe de la norma. Constantemente le envían alfajores de todas partes del mundo, pero el insiste en que el mejor es el argentino por la calidad del dulce de leche. En su blog escribe reseñas sobre todo tipo de estos dulces rellenos y, además, genera un circuito alternativo de alfajores para que los fans puedan disfrutarlos en Buenos Aires.

 

Tester de montañas rusas

Es un trabajo fuera de lo común para el que hay que estar preparado físicamente. Los requisitos son: un mínimo de altura, amor por la adrenalina, un corazón fuerte y sano y un estómago a prueba de náuseas. Obviamente, primero la montaña rusa será testeada por un simulador en una computadora, luego por un modelo a escala y, finalmente, con maniquíes para ensayos de choque. Una vez que se han superado estas pruebas de seguridad, el tester de montañas rusas podrá subirse por primera vez a la atracción y disfrutar las subidas, las bajadas y los loopings.

montaña rusa

Crédito: Incygneia para Pixabay

Coach de seducción

Sí, para aprender a seducir también existen profesores. De hecho, uno de los pioneros de esta profesión es Martín Rieznik que en el año 2008 fundó Levantart junto con su hermano, Andrés, un neurocientífico, investigador del CONICET. Entre ambos, planearon estructurar el conocimiento científico conocido sobre la seducción que existe de parte del hombre hacia la mujer para que pueda ser aprendido en cursos y charlas. Una falencia: les falta estudiar las técnicas de seducción de las mujeres y brindar cursos también para ellas.

Gerente de un cat-café

Se cree que la moda de los cafés repletos de estos pequeños peludos comenzó en los países asiáticos. En Taipei se fundó el Cat Flower Garden en 1998 y ya se ha convertido en una atracción para todos los turistas. Hoy, se trata de una tendencia a nivel mundial, ya que a los felinos se les atribuyen poderes curativos y relajantes. Su objetivo es poder sacar a los gatitos de las calles o de los criaderos, brindarles un lugar cálido y reconfortante para estar, a la vez que acompañan a los clientes que ingresan a estudiar, conversar con un amigo o tomar un café. El gerente del local y sus empleados se encargan de cuidar a los gatos, cambiar las piedras de las cajas, darles comida y agua, cortarles las uñas, limpiarlos y llevarlos al veterinario.

Esperamos haberte sorprendido con estos peculiares trabajos. Si estás buscando nuevas ofertas laborales en Bumeran.com.ar tenés miles de avisos y estás a un click de conseguir ese puesto que querés.

Imagen principal: Rawpixel para Freepik.