El 62% de las personas cree las oportunidades laborales se reducen para el colectivo LGBTIQ+

El 62% de las personas cree las oportunidades laborales se reducen para el colectivo LGBTIQ+

Cada 28 de junio se conmemora el día internacional del Orgullo LGBT. Por este motivo, desde Bumeran hicimos una encuesta para conocer la percepción de los empleados y los equipos de recursos humanos respecto de la inclusión del colectivo LGBTIQ+ en las empresas.

Pero antes…

¿Cómo surgió el Día del Orgullo LGBTIQ+?

El día del Orgullo LGBT tiene su origen en 1969 a partir de una serie de disturbios en el bar Stonewall Inn en Nueva York. Amparada en las leyes americanas que prohibían cualquier manifestación considerada homosexual o, incluso, vestir con las prendas del sexo contrario, la policía reprimió a la comunidad gay que se encontraba en el local. A partir de ese suceso, comenzaron multitudinarias manifestaciones por parte del colectivo. Fue un hito en el movimiento de liberación homosexual. 

Las siglas LGBTIQ+ refiere a los términos lesbiana, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual, queer y el símbolo + incluye a todos los colectivos que no se encuentran representados en las siglas anteriores.

La inclusión del colectivo en el ambiente laboral:

A 50 años del nacimiento internacional de la lucha por los derechos del colectivo LGBTIQ+, un 62,30% de los encuestados respondió que cree las oportunidades laborales se reducen debido a la orientación sexual y/o la identidad de género. La perspectiva de los equipos de Recursos Humanos es similar: en su mayoría respondieron que no se le da importancia a propiciar espacios de inclusión de estos colectivos en las empresas

La encuesta fue desarrollada en base a las respuestas de 3.556 personas de entre 18 y 37 años mayormente con estudios secundarios y superiores. De acuerdo a este relevamiento, tres de cada diez personas estuvieron expuestas o presenciaron algún tipo de situación discriminatoria en su trabajo, debido a su orientación sexual o identidad de género.

En general, desde los equipos de recursos humanos aún no se toman medidas específicas para generar la inclusión del colectivo LGBTIQ+ en las empresas. En cuanto a las búsquedas laborales, los encuestados opinan que existe cierta hipocresía y que siguen siendo conservadores (33,05%). Por otro lado, otros piensan que el mercado laboral cambió muchísimo en los últimos años, pero que aún falta avanzar en esta cuestión (32,55%).

En los ámbitos laborales es necesario fomentar la empleabilidad y prevenir la discriminación por la identidad de género o la orientación sexual de las personas. Para progresar en este punto, el 53,39% de los consultados consideran que hacen falta capacitaciones, información y apertura para lograr desestigmatizar a esta comunidad desde las empresas. También, creen que en las jerarquías superiores son necesarios los líderes con orientación al cambio (35,03%).

Gustavo Goldman, gerente regional de Recursos Humanos de la empresa Navent, coincide con esta premisa: “El rol (de inclusión) es completa responsabilidad de los líderes. Por más políticas que existan sobre diversidad e inclusión, si un líder no tiene la capacidad para poder trabajar con cualquier tipo de perfil que pueda poner su impronta desde su vida personal y encontrarle valor a eso… estamos en un problema. Perdés oportunidades de desarrollo y de crecimiento de la compañía, sin ninguna duda”.

Contrario a aquello que se podría inferir de las cifras anteriores, el 66,47% de los encuestados afirma no haber sufrido nunca discriminación en primera persona o haber sido testigo de una situación de exposición por su condición sexual o su identidad de género. Aunque el 34,31% que sí estuvo en esa situación asegura haber sentido indignación e impotencia (47,88%) y  un 20,99% dice haber denunciado el hecho con un superior.

La encuesta también demuestra una tendencia positiva a expresar la identidad de género o la orientación sexual en los trabajos: un 90,57% responde que nunca tuvo que ocultar este asunto por miedo a perder el trabajo. Sin embargo, un aspecto negativo a destacar es que el 53,48% aceptaría la oferta de trabajo de sus sueños aun sabiendo que la empresa es intolerante al colectivo LGBTIQ+.

Tanto los equipos de recursos humanos como las personas consultadas en la encuesta coinciden en que todavía falta un cambio importante en las empresas respecto a las políticas de inclusión del colectivo LGBTIQ+. A través de talleres, capacitaciones a empleados y líderes, charlas sobre identidad de género y orientación sexual con speakers especializados y trabajos con ONGs que se especialicen en estas temáticas se pueden lograr espacios de trabajo inclusivos y de esta forma mejorar el crecimiento de las compañías. 

En Bumeran.com.ar tenés miles de avisos de trabajo y estás a un click de conseguir ese puesto que querés.

 

Imagen principal: Freepik.

Por: Lucía Benavente.