¿Por qué no me eligen y qué puedo mejorar?

¿Por qué no me eligen y qué puedo mejorar?

Muchas son las razones por las que podes llegar a quedar por fuera del proceso de selección. Lo importante es no desanimarte y seguir en búsqueda de otras oportunidades las cuales puedan adaptarse mejor a tus habilidades y aptitudes.

No conocerse realmente: No tener en cuenta tus competencias y habilidades o tus defectos pueden jugarte en contra. Muchas veces se comentan muchas características que nada tienen que ver con el puesto o que no se ven reflejadas en la entrevista que uno está dando. Por ejemplo alguien que dice que sabe escuchar e interrumpe a cada rato al entrevistador, está demostrando lo contrario. También conocer los defectos o cosas a mejorar es clave a la hora de tener una entrevista, ya que si no se las conoce, tampoco serán motivo de aprendizaje o cambio. Nadie es perfecto, y que los identifiques serán buena señal para el reclutador.

Qué recomendamos: Conocerse bien. No exagerar ni mentir, seleccionar las aptitudes, habilidades y capacidades que más se adecuen al puesto al que se está postulando y exponerlas. Resumir y saber aplicarlas en cada caso. No evitar los defectos, presentarlos siempre con su solución posible a continuación.

Los extremos: Ser demasiado introvertido puede jugarte tan en contra como ser demasiado extrovertido. Alguien que habla mucho no es buena imagen para el entrevistador pero alguien que habla poco tampoco lo es. O muy humilde o muy arrogante, o muy líder o muy quedado. Ningún extremo es bueno. Hay aptitudes que son más necesarias para determinados puestos, saber reconocerlas y exponerlas pero sin exagerar.

Qué recomendamos: Saber encontrar el equilibrio para generar un ambiente y espacio positivo durante la entrevista. Saber escuchar y hablar en el momento indicado, saber resaltar las altitudes que sean necesarias para ese puesto.

Mentiste: Este es posiblemente uno de los mayores pecados que se pueden cometer a la hora de ir a una entrevista laboral. Que el entrevistador se dé cuenta de que algo que tenes en el curriculum o algo que dijiste saber sobre determinado tema no es cierto, te podrá poner en una lista negativa de inmediato.

Qué recomendamos: Sé sincero y sé vos mismo. Si no sabes hacer algo o no tenes idea sobre determinado tema, es más sano decirlo y el entrevistador probablemente lo entienda. Mostrate dispuesto a aprender aquello que no sabes, dará una imagen positivia siempre.

No mostrarte interesado y apasionado: Si bien las aptitudes sin muy importantes a la hora de elegir un candidato, la pasión por la empresa o el puesto pueden dar un salto positivo en la elección. Su idea es buscar a alguien que le guste lo que hace, que le apasione el rubro o la empresa, que esté motivado e interesado por nuevos desafíos. Esto se encuentra en gestos y lenguaje corporal, al contar una anécdota o relatar tu experiencia previa. Si no tenes experiencia pero te apasiona tu carrera también se nota!. Hacé preguntas sobre la empresa, el puesto y las posibilidades de carrera.

Qué recomendamos: Aplicá a puestos y empresas que te apasionen. Y si este no es el caso, trata de destacar los aspectos positivos que tenga ese puesto y para el cual puedas entregar ese valor agregado que están buscando.

4 comments