Negociar en las entrevistas

Negociar en las entrevistas

¿Por qué trabajamos? Es una pregunta que rara vez nos hacemos, pero que está bueno contestarla porque te va a ayudar a entender tus intereses y necesidades.

Generalmente las personas trabajan para poder pagar sus gastos y subsistir. Es decir, que buscan un trabajo porque necesitan plata.  Pero eso no es todo. Muchas veces la decisión de estudiar una carrera terciaria o universitaria es para tener un mejor ingreso y progresar económicamente, y cuando se cuenta con más herramientas, es posible poder negociar un salario. Aquí te dejamos algunos tips básicos de negociación para negociar tu salario.

El sueldo representa un valor de dinero, que es dado por aquella actividad que realizas, es una cantidad de dinero, que otra persona está dispuesta a pagar por el trabajo que haces. Pero esto no es solo un monto de dinero, sino que es la representación del nivel de vida que tienes: del cómo vives, la ropa que usas, los viajes que realizas, la capacidad de ahorro, etc. La situación económica va a impactar en tu calidad de vida, y si logras tener una buena calidad de vida, trabajar por una remuneración acorde a tus pretensiones hará que valores más tu trabajo.

¿Cómo debes hacer para que te paguen lo que pretendes y lograr estar satisfecho con tu trabajo?

En principio es importante saber que el esfuerzo a la larga o a la corta es retribuido. El esforzarse para crecer y progresar es un mérito propio y aquí compartimos una serie de consejos para que puedas planificar cómo conseguir un trabajo que pague lo que creas que es adecuado a tu perfil.

Empezaremos con unas preguntas que deberás responder tú mismo, para que empieces a evaluar donde estas parado:

-¿Cuál es el presupuesto que necesitas para satisfacer tus necesidades económicas y tu capacidad de ahorro?

-¿Qué horario dispones para realizar este trabajo?

-¿Cuánto tiempo estás dispuesto a viajar para ir y volver al trabajo?

-¿Qué beneficios esperas de un trabajo?

-¿Buscas una actividad que te guste o solo un trabajo que te de dinero?

-¿Cuánto paga el mercado laboral por lo que tú haces?

-¿Qué otras habilidades debes ejercitar para que seas un recurso valioso?

Una vez que sepas cuál es tu presente, tienes que hacer un listado de tus cualidades. Es importante que sepas que nunca podrás negociar si no tienes nada que ofrecer.

Las etapas del proceso

Cuando la entrevista va avanzando, debes comenzar la negociación y para ello hay que tener en cuenta cada etapa:

-El inicio: donde cada parte se presenta.

-Las expectativas, que es donde cada uno presenta lo que espera del otro.

-El intercambio, donde comienzan las preguntas y respuestas.

-El acercamiento, según dicen, esta es la etapa más decisiva y es donde alguna de las partes logra el resultado que se espera: o el selector logra enganchar al candidato, o el candidato logra conquistar al selector.

-El cierre, que incluye la revisión de los acuerdos, la definición de las fechas y el proceso completo de selección.

En todas estas etapas debes prestar atención para saber quien está en mejor situación para negociar. Por ejemplo,  si la empresa necesita un perfil que tenga más habilidades y conocimientos que las que tú tienes, debes saber que no es bueno tener pretensiones muy altas. Por el contrario, si vez que la empresa se muestra interesado en que formes parte de la compañía, tendrás mas margen para  poder negociar.

Si quieres tener una ventaja en la negociación, debes convertirte en un candidato con muy buenas cualidades. Solo depende de ti.

Éxitos

María Sens-Hourcade

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply