El incansable trabajo de buscar trabajo

El incansable trabajo de buscar trabajo

Si un millennial tuviera que describirse en una imagen buscando trabajo, lo haría sentado frente a una computadora conectada con varias pestañas en distintos portales de búsqueda de empleo. “Desde hace seis años, el 90% de las búsquedas de trabajo se hacen por Internet. El 10% restante, puestos específicos como técnicos, operarios o mano de obra calificada para la construcción, se buscan a través de otros medios”, confirma Adrián Gimenez, CEO de Zonajobs, unos de los portales más importantes de búsqueda laboral vía web.

Allá lejos quedó la época en que la gente esperaba los clasificados del diario del fin de semana para mandar su CV por correo postal o sumarse a las largas colas en la puerta de alguna empresa en la franja horaria solicitada, diario bajo el brazo. Si bien siguen existiendo los clasificados en los grandes diarios, responde más a una búsqueda de presencia de marca que a una oferta efectiva. “Actúa como un mensaje: acá está la empresa y busca una posición”, aclara el consultor Hernán Mojoli.

El quiebre entre estas dos realidades tiene fecha y nombre: hace 16 años, tres estudiantes se juntaron a cranear un emprendimiento para unir oferta y demanda de trabajo por Internet. Así nació Bumeran, el primer portal de búsqueda de empleo de la Argentina y América latina. “En un principio, nuestros clientes eran solo grandes empresas con casa matriz en los Estados Unidos, donde la herramienta ya existía”, cuenta el country manager, Federico Villa.

Hoy, la mayoría de las empresas utilizan alguna herramienta web para reclutar talentos.
Para quienes están desempleados, cansados de la rutina laboral o en busca de nuevos horizontes, hay datos interesantes. Existen tres grandes canales de búsqueda: los portales de empleo, las redes sociales y las consultoras.

Una de las opciones más conocidas son los portales en Internet. Con la carga del CV, para luego entrar regularmente a ver las ofertas laborales de las principales empresas y Pymes del país, se está a solo un click de conseguir una entrevista. Los portales líderes para buscar todo tipo de trabajos tradicionales son Bumeran, Zonajobs, Computrabajo y Empleos Clarín, entre otros. Durante 2015, Bumeran recibió un total de 23,2 millones de visitas, un promedio de 1,9 millón mensual. El segundo portal más visitado fue Computrabajo, con un promedio de 1,76 millón por mes. Zonajobs recibió 1,59 millón de visitas cada mes. Bastante por debajo se encuentra Clarín Empleos, con 580.000 visitas mensuales promedio.

Si de especializarse se trata, son recomendables todos los portales que apuntan a nichos que nuclean ofertas específicas y responden a perfiles particulares. Por caso, Adlatina y TotalMedios son los principales para buscar en medios, publicidad, digital y comunicación. Ambos espacios se definen como medios de comunicación, que brindan servicios especializados en el negocio de la publicidad y las comunicaciones, entre los cuales se encuentra la búsqueda de empleo. Para los trabajos en tecnología y start-ups, la comunidad digital Red Innova es una buena opción, que además tiene noticias de actualidad.

Las búsquedas de trabajo en ONG o Asociaciones Civiles se pueden hacer en Idealistas.org, un portal que nació en 1995 para resolver el vacío entre la necesidad de ayuda y la gente dispuesta hacerlo, que un israelí descubrió viajando por América latina. Alternativa teatral es un portal conocido como cartelera de espectáculos teatrales, pero tiene una sección de Castings y Convocatorias en el que se pueden encontrar ofertas para artistas, modelos, animadores y profesiones relacionadas con el arte y la cultura.

Los freelancers también tienen su lugar para búsquedas en la web: Nubelo se destaca para las búsquedas de programación, e-commerce, redacción, marketing, traducción y diseño. Con el mismo estilo, aunque a nivel internacional, funcionan Workana y Yandiki, ofertando trabajos freelance principalmente en marketing, contenidos, comunicación, diseño y programación, pero también en finanzas, soporte administrativo y el área legal. Freelancer y Freelance.com también presentan una amplia oferta para conectar profesionales independientes con gente que quiere realizar proyectos específicos.

Por último, se encuentra enviroo, un portal dedicado al “empleo verde”, profesionales interesados en trabajar temas de residuos, energías renovables, educación ambiental, gestión forestal, sostenibilidad o eficiencia energética. Si bien es más fuerte en España, está tejiendo sus redes en el país, por lo cual se encuentran algunas ofertas para la Argentina.

De la web al escritorio

Las redes sociales son otro gran foco de búsqueda de empleo. No es novedad que los contactos son uno de los principales medios para conseguir trabajo: las redes sociales intensifican, simplifican y profundizan esas relaciones. La más específica en este sentido es LinkedIn, que además facilita herramientas innovadoras para la carga del CV, con presentaciones, videos y la posibilidad de agregar los ítems necesarios para destacarse en cada ambiente. Cada vez más empresas están reclutando a partir de esta red social, tanto publicando sus búsquedas como “minando” entre los millones de CV que allí se encuentran.

No se puede dejar de mencionar un clásico de la búsqueda de empleo, las consultoras. Muchas de las grandes empresas las contratan para que se encarguen del “primer filtro” de la búsqueda.

“Hoy, todo tiende a lo mobile. La tecnología va a seguir avanzando, tomando protagonismo a lo largo de toda la cadena de reclutamiento. Me imagino que va a ser común que la gente tenga sus entrevistas online”, anticipa Giménez, de Zonajobs. Y Villa, de Bumeran, cierra: “La tendencia va hacia todo lo que tenga que ver con big data: de manera inteligente, la Web trata de entender las necesidades del usuario y le da esa información que estaba buscando. En un futuro, el usuario no va a tener que buscar ofertas, sino que le llegarán automáticamente acorde a su profesión”.

Natalí Risso

Fuente: www.cronista.com/management/El-incansable-trabajo-de-buscar-trabajo-20160427-0022.html

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancel reply