En qué consiste el plan Primer Empleo

En qué consiste el plan Primer Empleo

 

El presidente Mauricio Macri anunció que enviará al Congreso un proyecto de ley que apunta a mejorar las posibilidades de jóvenes para insertarse en el mundo laboral. El plan Primer Empleo incentivará el trabajo registrado liberando de cargas impositivas a las empresas medianas y pequeñas. El beneficio no tendrá límite de edad para las provincias del norte del país.

El proyecto de Ley impulsado por el Poder Ejecutivo Nacional contempla:

• Exenciones impositivas  (se le descontará un porcentaje de las contribuciones patronales) y subsidios para las empresas que contraten a jóvenes de entre 18 a 24 años.

• Los beneficios no tendrán límite de edad en el caso de las diez provincias del norte comprendidas en el Plan Belgrano (Misiones, Corrientes, Chaco, Santiago del Estero, Formosa, Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca y La Rioja).

En estas provincias, a su vez, están previstos mayores incentivos para los empleadores que formen parte del programa.

• Los jóvenes involucrados deberán tener no más de tres años de experiencia laboral en el mercado.

• Los beneficios estarán vigentes desde el primer año del trabajador en la empresa e irán decreciendo hasta culminar el tercer año del trabajador en la empresa, cuando quedarán sin efecto.

• Los subsidios y las exenciones serán más altos para las pymes de hasta 200 empleados y se priorizará a los trabajadores con los salarios más bajos.

• Las empresas que tienen hasta 200 empleados estarán eximidas del pago del 100 por ciento de las contribuciones patronales durante los primeros doce meses de aportes del empleado, de un 60 por ciento entre los meses 13 y 24, y del 40 por ciento del mes 25 hasta el 36.

• Para las empresas de más de 200 empleados, en tanto, las exenciones alcanzarán el 80% durante los 12 primeros meses, al 40 por ciento del mes 13 a los 24 meses y del 20 por ciento hasta los 36 meses.

• Se exceptuará de los beneficios a aquellas empresas que estén en un proceso de achicamiento de personal: es decir, que si por ejemplo despide a cuatro empleados y contrata a dos jóvenes no podrá reclamar las exenciones impositivas y los subsidios.

• A las personas con discapacidad no se les computarán los aportes anteriores cuando sean contratados por primera vez. Tampoco se consideran como aportes aquellos hechos por monotributistas sociales.

• Los trabajadores tendrán garantizadas todas las contribuciones patronales durante el periodo en el que estén amparados bajo este régimen y realizarán sus contribuciones personales al igual que cualquier trabajador.

Allegados al Ministerio de Trabajo explicaron que, hasta ahora, de cada $ 100 de remuneración en bruto, el empleado obtiene $ 83 de bolsillo después de pagar sus aportes, y el empleador debe pagar $ 128 por contribuciones patronales.

Desde el ministerio confirmaron que “el Estado va a subsidiar la diferencia de cargas sociales”. Los aportes y contribuciones son necesarios para obtener, entre otros beneficios, la posterior jubilación.

“Es muy importante que el primer empleo sea formal, para que la persona tenga una mejor trayectoria laboral”, agregaron desde la cartera laboral. De otra manera, la persona comienza a andar el camino del trabajo no registrado que poco y nada le suma a la necesaria experiencia requerida por los empleadores para crecer en el plano laboral. Cuando hay desocupación, los que mas la sufren son los que nunca estuvieron presentes en el mercado de trabajo. Quienes tienen hasta 28 años son los más castigados por el desempleo, ya que cuando se postulan para un trabajo son rechazados por falta de experiencia. Además, se calcula que hay alrededor de un millón de jóvenes que ni trabajan ni estudian, a quienes se denominan ninis.

33 comments